• images
  • 9:54 am
  • images
  • No hay comentarios.

Encuentra relaciones a través de Internet

Siempre es importante mantener el deseo sexual, y sino, buscarlo en otra persona. Con todas las herramientas que tenemos hoy en día para encontrar personas afines para tener una relación, es impensable vivir sin tener una actividad sexual placentera. Es por ello que Internet se ha convertido en una de las vías fundamentales para disfrutar de nuestros momentos más placenteros, ya que supone una forma de contacto fácil, rápida y directa, con personas que buscan lo mismo que nosotros. Pero si aún no nos vemos preparados para dar el paso de romper nuestra relación actual, siempre podemos utilizar otros medios para evitar caer en la rutina.

Tener a mano juguetes sexuales muchas veces hace la relación más interesante, sobre todo cuando la monotonía empieza a ser algo habitual. Se despiertan deseos. Si esta vez nos hemos planteado para tener sexo, el uso de esposas en nuestra cama, para tener a nuestro marido impedido de las manos, o en caso de los hombres tener a nuestra mujer como nuestra prisionera, entender que el sexo con esposas es un juego sano pero también que para pasarlo bien y disfrutar elegiremos las esposas más adecuadas. Deberán ser acolchadas o en su defecto protegidas por alguna tela, dado que lo importante serán las precauciones y no dañar de ese modo la muñeca de nuestra pareja. Por ello si decides elegir las esposas que se conocen como convencionales lo mejor será no apretujar para evitar causar daño, a menos que ese pequeño toque de dolor sea lo que en realidad estéis buscando.

En esto de los juegos sexuales lo importante será siempre la libertad. Así que aun cuando se suele asociar el juego de esposas a las etapas previas al acto sexual, hay quienes deciden volcar todo su placer al momento en que la relación está teniendo lugar.

relaciones a traves de internet

Para hacerlo más recreativo y darle un toque más atractivo y enfocado a la ficción deberéis contar con una silla, la pareja tendrá que sentarse ahí para poder esposarla con las manos atrás. De esa manera será todo más fácil de sobrellevar, la hora de los juegos eróticos ha llegado. Puedes comenzar con el sexo oral, ten en cuenta que la persona atada puede hacer otras cosas, así que le puedes dar órdenes incluso para verte complacido con determinadas cosas, lo cual puede llevaros a niveles grandes de excitación. Si estás muy excitado y te planteas ir más allá, otra forma de encontrar un placer extremo en todo esto es extender las manos de tu mujer a la cama y atarla con las manos hacia arriba, en la zona del cabecero de la cama, colocándola en esa postura podrás hacer todos los juegos que imagines sin que él o ella pueda moverse. Una idea hermosa para experimentar la dominación en la cama. Para empezar a sentir el poder que se tiene sobre la carne del otro en la antesala de lo que será una posesión de verdad.

No dejar pasar la oportunidad

Algo que no debes dejar pasar es que si bien este tipo de prácticas resultan estimulantes, divertidas y hasta se podría decir liberadoras, ten en cuenta de que no es una decisión exclusivamente de uno. Los dos deben estar de acuerdo. El estímulo debe ser compartido. Se trata de un juego inocente, nada malo, nada que pueda hacer pensar que a uno de los dos se le ha ido la pinza. Pero es verdad de que se tendrán que tomar las medidas respectivas para no sufrir un accidente, dado que es una circunstancia en la que uno de los dos está impedido. Eso sí. Parar cuando la otra persona lo desee. Nada debe ser forzado, aunque los dos establezcan que todo puede llegar a ser parecido a la fuerza

No hay comentarios

Leave a Comment