Consejos para relaciones esporádicas con hombres divorciados o casados

Si estás pensando en empezar a salir con hombres divorciados y quieres que todo salga lo mejor posible, seguramente estos consejos te vendrán genial:

#1 Saber dónde buscar. Lo primero de todo es saber donde elegir y cómo elegir bien a los posibles candidatos. No es lo mismo buscar en el bar de la esquina que ir a ligar al club más exclusivo de tu ciudad. Al igual que Internet se ha convertido en la mejor forma de buscar sexo esporádico con hombres divorciados o aventuras con hombres casados. En wiki citas puedes encontrar un buen listado de sitios de contactos donde podrás tener éxito.

#2 El tiempo lo es todo. Antes de pensar en salir con un hombre divorciado, averigua primero en qué punto exacto está el divorcio. ¿Está en pleno proceso de divorcio? ¿Cuánto tiempo lleva en marcha el proceso? Saber en qué punto se encuentra el divorcio y cuál es su posición en la situación te ayudará a saber lo interesado que está en una relación potencial contigo y si debes tomarte en serio la relación.

#3 Puede que tengas que ser discreta por un tiempo. Puede que él esté divorciado, pero eso no quiere decir que esté completamente divorciado de su antigua vida. Él sigue siendo amigo de los que también son amigos de su ex. Hazte a la idea de que es posible que no quiera integrarte en su círculo de amistades demasiado pronto. Y probablemente espera que seas discreta acerca de vuestra relación por un tiempo.

#4 Ya ha estado allí y ya ha hecho eso. Probablemente un hombre divorciado no se sienta entusiasmado con la idea de un nuevo matrimonio, especialmente cuando acaba de salir de uno que ha terminado mal. Así que no salgas con él esperando una propuesta de matrimonio. La cosa es que seguramente esté cansado de todo el asunto después de lo que ha experimentado. El lado positivo de esto es que todo en su vida estará más o menos resuelto: niños, casa, finanzas, etc.

#5 Prepárate para saberlo todo sobre su ex. Vas a tener muchas conversaciones acerca de su ex, especialmente si el proceso de divorcio están en marcha. Puede que le preguntes: “¿cómo ha ido tu día?”, y el responda estoicamente: “he hablado con ella y no está de acuerdo con los términos del divorcio”. Entonces se pasará un rato enfadado y amargo, despotricando de lo egoísta, horrible o terca que es su ex. Deberás ser lo suficientemente segura de ti misma para escuchar hablar mucho sobre su ex sin analizar demasiado las cosas o tomártelo todo como algo personal.

#6 No escarbes en los detalles. Mientras le prestas tu apoyo emocional para cualquier cosa que tu novio divorciado necesite, recuerda que no tienes que conocer todos los detalles del divorcio o incluso su relación en el pasado. Si bien es natural ser curioso, no te pases de insistente o cotilla. Simplemente espera hasta que tu hombre se sienta lo suficientemente cómodo para hablar del tema. Además, él está intentando superar la relación, preguntarle solo le hará recordar más y más el tema.

#7 Su casa le recordará a su ex. Si piensas que lo tiene superado y nunca piensa en ella, párate a pensarlo dos veces. Si aún vive en la casa en la que vivía con su ex, entonces tendrás que estar preparada. Os ducharéis en la ducha donde se ducharon juntos. Dormiréis en la cama en la que tuvieron relaciones sexuales. Cocinaréis en la cocina donde, seguramente, también tuvieron relaciones sexuales. Procura no obsesionarte con ello e intenta crear recuerdos nuevos agradables que reemplacen el significado de cada sitio.

Que te dejen no es divertido, pero para algunos es mejor que ser el que corta la relación. Si has decidido que quieres terminar la relación pero que prefieres que sea la otra persona quien lo haga, aquí tienes algunos consejos:

#1 Adquiere un hábito muy molesto. Algunos hábitos son simplemente demasiado molestos para ser soportados. Otros son francamente deplorables. Averigua qué hábito en particular va a irritar a tu pareja y hazlo continuamente cuando estéis juntos. Escoge un hábito que sea totalmente intolerable para esa persona para acelerar la ruptura.

Por ejemplo, puedes comenzar a fumar, puedes dejar de ducharte o puedes empezar a vestirte muy raro. Y no des ninguna explicación a tu comportamiento, si tu pareja te pregunta dile que así es como eres y que si no le gusta ya sabe dónde está la puerta.

#2 Haz vuestras citas muy raras. Si cada vez que te toque elegir un plan para una cita eliges algo realmente raro o aburrido, esa persona perderá rápidamente el interés en ti. Cuanto menos romántico seas y más aburrido, mejor. Si vais al cine, insiste en ver la peor película. Puede que al principio piense que solo estás pasando por una fase, pero llegará el momento en el que no le apetecerá quedar contigo.

#3 Coquetea con muchas otras personas. Esto es eficaz porque seguro que le molestará a tu pareja. A fin de cuentas, ¿quién quiere estar con alguien que constantemente está coqueteando con otras personas? Ligar con otras personas cuando te pueda ver conseguirá que vea que no te interesa mucho sin romperle el corazón directamente como conseguiría una infidelidad.

#4 Insiste en hacer cosas que a él o ella no le gustan. La parte fundamental de esto es que deberás hacerle sentir culpable si no quiere hacerlo. Por ejemplo, si sabes que tu pareja odia ir a discotecas, insiste en salir cada vez que puedas. Cuando tu pareja no esté de acuerdo, ponte a la defensiva y dile que nunca quiere hacer lo que a ti te gusta.

#5 Muéstrate extremadamente necesitado. Pregúntale dónde está cada 15 minutos. Pídele que se quede al teléfono contigo durante horas, a pesar de no estar hablando realmente de nada. Nadie quiere una pareja pegajosa. Así que cuando se harte de satisfacer demandas que no le gusta cumplir, él o ella va a despertar un día y va a darse cuenta de que ya es suficiente.

#6 Ponle los cuernos. Engañar a tu pareja es, sin duda, una de las maneras menos éticas que se pueden llevar a cabo para conseguir que rompa la relación. Sin embargo, si realmente sientes que necesitas que la otra persona termine contigo y no encuentras otra manera que funcione para hacerlo, puedes serle infiel como último recurso